English       Castellano
Blog

E-Learning visual: Una imagen vale más que mil palabras 2015-06-20 17:50

Cuán cierta es esta frase en el e-learning, que exige un mayor apoyo de recursos que la enseñanza tradicional. Las imágenes son la clave para practicar el (good) e-learning, ya que generan un mayor impacto en nuestro cerebro a diferencia del texto. Despiertan la curiosidad del alumno por saber más del tema y ayuda a procesar lo que le están contando con palabras. Seguramente, si describimos únicamente con palabras, nos costará saber a qué nos referimos, por ejemplo, si de un animal afirmamos: “es un insecto que vive en colonias y vive unos 3 años”, ¿cuál podría ser? Seguro que no hay muchos que cumplan eso, pero cuál…
 

 
La hormiga es un animal que todos conocemos, pero por esa descripción era difícil adivinarlo. Sin embargo, en cuanto se observa la imagen, rápidamente uno piensa en las hormigas que conoce cotidianamente, probablemente diferentes en tamaño y color, pero al fin y al cabo, serían las conocidas “hormigas”.
 
Partiendo de esta idea, en los procesos de aprendizaje podemos ir más allá y especificar que las imágenes no deben ser comunes y corrientes sino que deben conectar emocionalmente y para motivar al alumno. Al visualizar imágenes, nuestro cerebro responde de una manera más positiva que sólo si recibiera palabras, algo que parece que podemos ya dar por asumido, pero psicológicamente tendría también una explicación, y es que, según la teoría de doble codificación de Allan Paivio, existen dos memorias diferenciadas, la verbal y la pictorial. Las imágenes son codificadas en ambos sistemas y son las que generan una etiqueta verbal, pero esto no pasa con las palabras, que sólo logran generar un código verbal que por su parte, no estimula ninguna etiqueta de imagen.

 
El poder del e-learning no sólo radica en la tecnología sino en cómo los profesores usan la tecnología para crear una mejor instrucción, como señala Shirley Waterhouse en su libro The Power of e-learning: The essential guide for teaching in the digital age. Así que un profesor puede apoyarse en material audiovisual, como música, videos, podcast. Por eso, Waterhouse señala que la mejor experiencia del aprendizaje de los alumnos es a través de las imágenes, diagramas, dibujos, mapas, fotos o cualquier otro formato que forme una imagen visual en la cabeza.
 

Si eres un profesor que quiere aprovechar las ventajas del e-learning y que tus alumnos aprovechen al máximo las “cortas” clases, mejor prepara tu clase para desarrollarla de forma dinámica, incluyendo todo tipo de material visual, y no con prolongadas lecturas o disertaciones en clase, que intenten reclamar atención intensamente por más de media hora, porque los alumnos no la aprovecharán y será tiempo perdido.
 

 
John Medina, en su libro “Brain rules”, puso a prueba en una evaluación a estudiantes que habían recibido clase oral después de 72 horas, y apenas recordaban el 10% del tema. Sin embargo, el hecho cambió drásticamente, cuando la clase impartida incluía una imagen, los alumnos respondieron con un 65% más de retención. Ahora que ya sabes esto, se reafirma una vez más, que una imagen vale más que mil palabras y que la próxima vez, tu curso e-learning será más ilustrativo.

 
 

feedback